Epicondilitis Laboral

El codo de tenista puede ser también una enfermedad profesional que hay que vigilar, y cuyo riesgo hay que identificar, evaluar, prevenir, diagnosticar y tratar.

Todo ello está bastante bien sintetizado en está guía sobre la Epicondilitis Laboral.

Y los siguientes extractos son de esta otra guía del INSHT.

Fisiopatología: La Epicondilitis corresponde a la manifestación clínica de una lesión por sobreuso de los tendones de los músculos que se originan en el Epicóndilo. Cuando estos tendones han sobrepasado su capacidad para adaptarse a las tensiones generadas por los músculos extensores y supinadores, pueden presentar acortamiento y/o debilidad. Al continuar expuestos a la tensión por continuos movimientos de pronación-supinación forzada, provocan que las fibras de Sharpey (fibras que permiten el anclaje de los tendones en los puntos de inserción ósea), generen dolor e inflamación en una primera etapa y se desgarren o provoquen alteraciones tróficas en la unión osteotendinosa (unión del tendón con el hueso) en una segunda etapa.

Si se mantiene la exposición al riesgo, el dolor acaba siendo constante y provoca impotencia funcional en los movimientos de pronación y supinación.